Hola amig@s viajer@s!!!!!!

¿Cómo estáis?, soy la langosta viajera, un peluche rescatado de una tienda en el año 2007 que ansioso de conocer mundo, me he dedicado, como un primo mío enano de jardín irlandés, a viajar.



Aquí en este blog, os comento mis aventuras, consejos y lugares de interés de mis viajes. Espero y deseo que me dejéis vuestra opinión y experiencia propia, para que otros colegas cibernautas puedan beneficiarse y saber moverse cuando quieran viajar a esos maravillosos lugares.



Un saludo y espero que os guste.

LA LANGOSTA GIGANTE

miércoles, 30 de enero de 2013

Qué visitar en Avilés y Cudillero

Hola amig@s!!!

Ya os pensabais que se iba a acabar el mes de enero y que no os iba a escribir una nueva entrada. Pues no, no me olvidé de vosotr@s. 

En esta ocasión me he subido al norte de España, paso de soleado Cádiz y su hermosa costa a la verde Asturias, no menos hermosa. Concretamente en esta entrada os voy a hablar de Avilés y Cudillero.

¿Cómo llegar?

Tomando como referencia a Oviedo, debéis tomar la A-66, dirección Avilés/Aeropuerto/A Coruña. Y en media hora, ya habréis llegado. Después de ver esta desconocida ciudad, para llegar a Cudillero tomad la A-8 en dirección Galicia y tomad la salida 432 por la N-632.


¿Qué visitar?

Palacio de Camposagrado. Avilés
Avilés es la tercera ciudad más grande del principado y tiene una fama que no se la merece, ¿por qué digo esto?, porque yo fui pensando que no tenía nada y me lleva una muy grata sorpresa. Posee un casco histórico muy bien conservado, a pesar de haber sido una ciudad industrial, posee bastante patrimonio. Todo el casco circunda alrededor de la plaza del Ayuntamiento estando declarado Conjunto Histórico Artístico, en él, encontrareis edificios tan importantes como la iglesia de Nicolás de Bari, en cuyo interior guarda una preciosa pila bautismal de origen romano, ya que es un esplendido capitel corintio de mármol.

Callejeando encontrareis calles tan curiosas como la Galiana o edificios tan hermosos como el Palacio de Camposagrado, hoy escuela de arte y una joya del barroco asturiano o el palacio de Valdecarzana, muestra del Avilés medieval del S.XV, de estilo gótico donde se encuentra el archivo histórico de la ciudad. 

Centro Cultural Internacional Niemeyer. Avilés
Una cosa que me sorprendió y agradó mucho, fueron los parques, uno justo detrás de la iglesia de San Nicolás y otro al lado de la calle del muelle. Además otra gran sorpresa fue el Centro Cultural Internacional Niemeyer, al cual puedes acceder a la cafetería y restaurante que se encuentra en la torre mirador circular. Se encuentra justo al otro lado de la ría de Avilés.

Cudillero. Vista desde el puerto
Cudillero, situado en un enclave mágico, parece más bien un decorado que una localidad, es uno de los pueblos con más encanto que he visitado nunca, se encuentra en la pendiente de un acantilado, pintadas todas sus casas con colores llamativos y todas desembocando al punto central que es su plaza mayor, donde se encuentran todas las tiendas y restaurantes, así como muy cerquita la iglesia principal de San Pedro, la lonja (hoy aula didáctica del mar, cuesta 1,00€ entrada) y el ayuntamiento. Es un pueblo para perderse por sus calles empinadas. Yo os recomiendo subir hasta el mirador de hormigón para ver las impresionantes vistas que tenéis del pueblo y de su puerto, al cual recomiendo también os paseéis. 

Al lado de Cudillero, hay una finca, la Quinta de Selgas, del S.XIX, un hermoso palacio al estilo renacentista, mandado levantar por el empresario y amante del arte, Fortunato de Selgas, en él merece la pena la visita a sus jardines o la iglesia de Jesus Nazareno (que me recordó mucho a la de Covadonga), así como su gran colección de tapices y cuadros, con piezas de Goya, Luca Giordano o El Greco. Es un poco cara su entrada, pero merece la pena, son 9,00€ por persona. Os dejo aquí, en enlace a su web. 

Después de visitar tanto la Quinta como Cudillero, os recomiendo que volváis a coger el coche en dirección A-8 hacía Galicia, tomad el desvío de la carretera CU-8, hacia Oviñana y preguntad por le faro de Vidio, tiene unas vistas preciosas y la mejor hora es justo al atardecer
Faro de Vidio
¿Qué comer?

Bueno, pues hablando de Asturias, es sinónimo de comer bien. Concretamente en Avilés comimos en una sidrería llamada Tierra Astur, justo en el corazón de la ciudad, frente a la Iglesia de San Nicolás. Nos pedimos unos quesos, en especial el pitu y el cabrales, para los amantes del queso fuerte, os lo recomiendo, regado con unas cuantas sidras que te escancian allí mismo, además de una especie de coca de marisco. No sólo eso, te van invitando a degustar algunas tapas típicas de la zona, como unas ricas fabes o unas chirlas en salsa o unos chorizos a la sidra para quitarte el hipo. 

Sidrería Tierra Astur. Avilés
Os recomiendo encarecidamente que paséis, ya sea para comer o para tomar una tapa, porque la sidrería es super curiosa, toda decorada con botellas de sidra y en la zona del restaurante, las mesas están dentro de grandes barriles. El coste, pues entre los 10-20€ por persona, todo depende de las sidras que tomes, claro!!!

Bueno amig@s, espero que os haya gustado y servido de ayuda esta entrada nueva. Os veo el mes que viene.

Un saludo langostil
La Langosta Viajera

No hay comentarios: